El Ayuntamiento de Moncofa liquida el ejercicio 2018 con un remanente de tesorería de 3.253.155 euros. El estado del remanente de tesorería es uno de los indicadores más relevantes de la liquidación, ya que pone de manifiesto la situación económica y financiera que presenta la entidad. Para el alcalde, Wences Alós, “Moncofa continúa por la senda correcta a través una contención del gasto que se ha hecho compatible con una bajada de impuestos”.

Hay que recordar que en los últimos años en Moncofa han bajado los impuestos de contribución rústica (que se encuentran en el tipo impositivo mínimo, en apoyo al sector agrario), el tipo impositivo del IBI de urbana, el valor catastral, las tasas de basuras (al menos la parte que depende del Ayuntamiento, ya que la parte que depende del consorcio se subió al  considerarlo así la Generalitat) y el impuesto de circulación (especialmente en los vehículos de menor cilindrada). Y es que, según el alcalde, “todos los impuestos estaban en máximos y el Ayuntamiento en vez de convertirse en un motor de la economía local se había convertido en un freno”.

El resultado presupuestario para el año 2018 es de 1.203.593 euros mientras que el ahorro neto alcanza la cifra de 1.558.870 euros. El consistorio cumple también este año con la estabilidad presupuestaria (576.774 €) pero no con la regla del gasto, por 53.668,93 €.

El informe de Intervención/Tesorería hace referencia a la importancia de la partida relacionada con financiación ajena (subvenciones y transferencias de otras administraciones), “así en 2018 existen 34 proyectos de gasto con financiación afectada”, proyectos que según el alcalde “reflejan el trabajo de todo el equipo de gobierno por conseguir fondos de otras instituciones con las que hacer frente a gastos que de otra forma deberían pagar nuestros vecinos”.

Además, la deuda pasa a estar por debajo del 10% de los ingresos y, según indica su alcalde y concejal de Hacienda Wences Alós, “esperamos que se reduzca prácticamente a cero en el presente ejercicio”. Próximamente espera llevarse a pleno una amortización extraordinaria que acarreará una importante disminución de la deuda actual.

Evolución deuda viva

Finales 2018: 932.000 – 9,21%

Finales 2017: 2.550.000 – 26,22 %

Finales 2016: 3.777.000 – 37,75 %

Finales 2015: 7.573.000 – 88,93 %

Finales 2014: 8.856.000 – 102,45 %

Finales 2013: 6.533.000 – 71,50 %

Finales 2012: 6.664.000 – 77,35 %