• Alós califica la propuesta de la CHJ, dependiente del gobierno, de “inaudita”
  • Es una advertencia a otros municipios que provocara mayores reticencias para conectarse con la desaladora

 El condicionante impuesto por la Confederación Hidrográfica del Júcar, dependiente del Gobierno, a Moncofa de sustituir el agua proveniente del Consorcio de la Plana para optar a agua de la desaladora ha provocado una respuesta airada por parte del consistorio. De hecho, el Ayuntamiento de Moncofa ha decidido renunciar a su solicitud de disponer de 150.000 litros de agua de la desaladora de Moncofa para el consumo doméstico. El equipo de Gobierno considera un chantaje esta propuesta cuando la desaladora está infrautilizada.

Wences Alós Valls, alcalde de Moncofa, ha asegurado que “es inaudito que exista una desaladora, con un coste millonario, que está al 2% de su utilización, y ante la demanda de Moncofa de incrementar el consumo domiciliario en 150.000 litros anuales la respuesta sea que debemos renunciar al mismo volumen de agua del Consorcio de Aguas de la Plana. Somos el único municipio conectado, el único pueblo que puede consumir agua de la desaladora y, ante nuestra solicitud, nos piden que renunciemos a una agua cinco veces más barata, es inaudito. La propuesta de la CHJ es simplemente un chantaje y una advertencia a todos aquellos municipios que pudieran estar planteándose conectarse a la desaladora de Moncofa”.

El alcalde de Moncofa se reunió ayer en el ayuntamiento para decidir qué hacer ante la respuesta del organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica y, tras analizar las alternativas, ha decidido renunciar a su solicitud. Wences Alós Valls argumenta, además, que no es cierto que los acuíferos de la Plana no estén en condiciones, “de hecho, están mejorando porque las extracciones para riego son cada vez menores”. Eso es algo que ha constatado incluso la propia Diputación de Castellón y que recoge el Plan Director Provincial de Agua.

Con esta contestación de la CHJ, el Ayuntamiento cree que la Confederación está “torpemente torpedeando” la búsqueda de nuevos usuarios para la desaladora de Moncofa. Para el alcalde de Moncofa, “se está dando un mensaje muy negativo a las otras poblaciones que forman parte del Consorcio de Aguas de la Plana. ¿Quién se va a conectar si el resultado de esa conexión va a ser la expropiación de sus derechos de agua imponiendo un agua cinco o seis veces más cara?”.

De hecho, el Ayuntamiento de Moncofa ya ha solicitado una reunión urgente del Consorcio de Aguas de la Plana para tratar el asunto porque se trata de una reducción de unos derechos que poseen todas las poblaciones y por tanto afecta a todos los municipios pertenecientes al Consorcio Provincial de Aguas de la Plana.