• El aval que presentó Piscivall, como agente urbanizador, solo es de 865.000 €.
  • La liquidación del PAI establecía un saldo a favor del ayuntamiento de 7,8 millones.

 

Moncofa 10/09/2019

El ayuntamiento de Moncofa ya tiene en sus arcas el aval presentado por el agente urbanizador, PISCIVAL, por importe de 865.843,28 euros. Este aval debe contribuir a la finalización del PAI del paralizado desde hace prácticamente una década que cuenta con una extensión de unos 270.000 m2.

Recordar que la liquidación establecía un saldo en contra del que fuera urbanizador, Piscivall, de 5.984.894 euros, cantidad a la que habría que sumar un saldo a favor del Ayuntamiento de 1.987.427 euros, lo que asciende a un total de 7.881.321 euros.

Sin embargo, la empresa se encuentra en concurso de acreedores, sin propiedades y el aval presentado en su día, como se ha expuesto,  únicamente es de 865.843 euros. Por lo que el escenario que se le plantea al consistorio de Moncofa es extremadamente negativo, ya que apenas podrá recuperar el 10% de la cuantía que le correspondería.

Recordar que la incautación de este aval ya tuvo cierta polémica ya que ante el primer intento que realizó el ayuntamiento la entidad valedora respondió que, aun encontrándose en las dependencias municipales, había sido anulado, algo que finalmente, resultó un error.

Durante el procedimiento de reparcelación del PAI Belcaire Sur, numerosos terrenos que le correspondieron al Ayuntamiento fueron adjudicados en propiedades en proindiviso con la empresa urbanizadora Piscivall y, de forma individual a sus dos principales socios. Posteriormente, los socios adquirieron por el procedimiento del requerimiento reciproco todas las propiedades de la empresa y muchas del consistorio, «despojando así de propiedades a la empresa que ahora solo tiene presentado ante el Ayuntamiento un aval del 10% de los daños», lamenta el alcalde, Wences Alós.

Referente a la venta de los terrenos efectuada en el año 2006, la auditoría realizada años después por Grant Thornton afirmaba: “en nuestra opinión resulta injustificado que se proceda a enajenar directamente las parcelas atribuidas al ayuntamiento en concepto de compensación de excedente de aprovechamiento, ya que se está evitando la preceptiva licitación publica de unos terrenos municipales. Además, no consta informes técnicos de valoración de tales parcelas, por lo que no se justifica debidamente si el precio se ajusta al valor real del mercado de las mismas