Las intensas lluvias acaecidas en la cuenca del Belcaire provocaron el desbordamiento del mismo en el municipio de Moncofa. Fue a primera hora de la noche, en el momento en que de forma preventiva se estaba evacuando el camping Monmar (21 h aprox.) cuando la punta del caudal del río provocó el desbordamiento del mismo. Aunque también se temía el desbordamiento a su paso por la autopista (la cual estuvo a punto de cerrarse al tráfico), el desbordamiento se produjo a partir del Camí de Xilxes de Baix. La riada afectó a ambas riberas del río, sin embargo fue de mucha mayor importancia en su vertiente sur, hacia las partidas de Molsar, La Torre y Alquería-Saladar.
Las inundaciones provocadas por el desbordamiento del río unido a las lluvias han afectado a una amplia zona de cultivo (aproximadamente un 20 % del término municipal, unas 250 hectáreas) en las que, si bien sus caminos ya son transitables, continúan anegadas de agua.
Las labores de limpieza de acequias hizo que los 123 litros caídos durante la noche no provocaron ningún problema destacable, sin embargo las cuantiosas lluvias caídas en la cuenca del Belcaire (Alfondeguilla o La Vall d’Uixó con 180 litros) sí que provocaron el desborde del río.
Para José María Andrés, concejal de Interior, “los continuos trabajos de limpieza de acequias y cauces unidos a que las lluvias cayeron de forma más pausada que en los últimos episodios han provocado menos problemas, tanto en el casco urbano o zonas rurales alejadas de la influencia del río”.
Evacuación del camping
Justo en esos momentos se estaba evacuando, de forma preventiva, uno de los campings de la localidad. Eventualidad contemplada en el Plan de Inundaciones de Moncofa, una de las 6 localidades de la provincia que dispone de dicho plan. Los campistas, la mayor parte de ellos jubilados provenientes del centro de Europa fueron trasladados al local polifuncional que ya había sido habilitado por la tarde ante esta eventualidad. Según el alcalde, Wences Alós: “Hay que destacar y agradecer a todos los cuerpos que participaron en esta evacuación, Policía Local, Protección Civil, Brigada Municipal y, especialmente, a la Guardia Civil que hizo un gran despliegue que fue fundamental, no solo durante la evacuación sino en el correcto discurrir de los acontecimientos posteriores”.
Vuelta a la normalidad
En estos momentos todo parece volver, lentamente, a la normalidad, tanto el temporal de lluvias como el temporal costero que ha sido de menor intensidad de la esperada. Aunque ahora queda pendiente valorar los daños provocados por las inundaciones que podrían ser cuantiosos en una amplia zona de cultivo.