• Lola Alós: “Seguimos trabajando incansablemente para preservar y poner en valor el patrimonio histórico del pueblo”
  • Las máquinas están expuestas en la Biblioteca Clara Campoamaor de Moncofa

 El Ayuntamiento de Moncofa ha expuesto en la Biblioteca Municipal Clara Campoamor las máquinas de imprenta y muebles donados por la familia Martí- Marti. Lola Alós, concejala de Patrimonio Histórico y Archivo de Moncofa, ha explicado que “el equipo de gobierno continúa con su incansable trabajo para preservar y poner en valor el patrimonio histórico del pueblo. Trabajamos para recuperar los elementos imprescindibles de nuestra historia reciente y ofreciendo tanto a los vecinos de Moncofa como a los visitantes una visión orgullosa del tradicional tejido industrial del pueblo”.

El alcalde de la localidad, Wences Alós Valls, ha querido agradecer a la familia la donación que “permitirá a todos los vecinos y usuarios de la biblioteca ser conocedores de una parte de la historia del municipio relacionada muy especialmente con la lectura y producción de libros y por eso decidimos exponerla en la biblioteca municipal”.

Hay que recordar que la Imprenta Martí fue fundada por Manuel Martí Franch, que nació en Moncofa el 21 de abril de 1935. Con solo tres años, ante la llegada de la guerra a Moncofa, fue evacuado junto a sus padres, Manuel Martí y Ángeles Franch, a Puçol (Valencia). Al regresar, pasó su infancia entre el campo y el colegio y, aunque era un buen alumno, tuvo que dedicar su juventud a las tareas agrícolas.

En 1954 realizó el servicio militar en Murcia. Gracias a su formación elemental, le fue asignado un puesto en un despacho donde realizaba tareas de contabilidad y administración. Así tomó contacto con las máquinas de escribir y de impresión.

Al volver al pueblo, siempre tuvo en mente montar un negocio con la experiencia adquirida en la mili. En 1968, junto con su esposa Dolores Martí Martí, convirtió su casa de la avenida José Antonio (camí La Vall) nº 45 en la Papelería Martí, que poco después pasaría a denominarse Imprenta Martí. Había nacido así la primera empresa de imprenta en Moncofa. Con los años, prosperó este negocio familiar en el que toda la familia acabó participando en tareas como la preparación de matrices, el entintado, impresión, cortado de papel, embalaje, etcétera.

Durante décadas, sus tarjetas de visita, facturas, recibos, albaranes, publicidad, recordatorios, tarjetas de felicitación, programas de fiestas, obituarios, etc. fueron utilizados diariamente por los vecinos de Moncofa y otros pueblos cercanos. Tras 32 años de servicio, en el año 2000, Manuel Martí llegó a la edad de jubilación, cerrando su negocio y desapareciendo así la única empresa de este tipo que ha tenido la población. El apellido Martí es, por tanto, sinónimo de la historia de la imprenta en Moncofa.