104 poblaciones de todo el arco mediterráneo, asociaciones, entidades y sindicatos agrarios piden ser escuchados. Un total de 4.000 personas se han manifestado en Valencia en defensa de la citricultura convocadas por la Plataforma por la Dignidad del Labrador. De hecho, la manifestación que ha sido apoyada por un total de 104 poblaciones del arco mediterráneo, además de los organismos agrarios que forman esta plataforma como la Unión de Labradores y Ganaderos, FEPAC-ASAJA, Grupo Intercoop de las Cooperativas Agrícolas de la provincia de Castellón, la Asociación Local de Labradores de Nules, el Sindicato Central de Aguas del río Mijares, la Asociación de Pozos de Riego de la provincia de Castellón, la Asociación de Distribuidores y Aplicadores de plaguicidas de la provincia de Castellón, y la Asociación de Comercios y Cooperativas de exportación de la provincia de Castellón. Y de otras entidades y asociaciones que se han sumado a esta cuarta convocatoria como los sindicatos CCOO y UGT, la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de la Comunidad Valenciana o la Asociación Nacional del Sector Primario (ANSEPRIM), entre otros.

La manifestación ha salido de la estación del norte de Valencia y ha recorrido las principales calles del centro de la ciudad para finalizar en la Delegación del Gobierno donde se ha leído el manifiesto.

 

 

Así este manifiesto es el mismo decálogo reivindicativo que se leyó en las últimas manifestaciones en el que se pide: ayudas directas a los pequeños citricultores; revisión y renegociación de todos los acuerdos firmados por la UE con terceros países; garantía absoluta de salud para los consumidores europeos; etiquetas claras para el consumidor europeo; garantía absoluta medioambiental; reciprocidad con las exigencias europeas en temas fitosanitarios y otros; tratamiento en frío; cumplimiento de la cadena alimentaria; establecimiento de medidas de control e inspección en el etiquetado, y establecimiento y adopción de medidas compensatorias para los productores españoles.

También se ha instado a todos los presentes a participar en la nueva campaña de recogida de firmas en la que se reclaman a las administraciones competentes cinco actuaciones principales: la revisión y renegociación de todos los acuerdos firmados entre la Unión Europea y terceros países en relación al importación de cítricos; garantizar la salud de los consumidores europeos informando de las sustancias prohibidas por la Unión Europea con las que están tratados los cítricos importantes de terceros países; garantizar la sanidad vegetal de los cítricos europeos, adoptando las medidas necesarias para la no entrada de plagas y enfermedades de terceros países; asegurar el cumplimiento de la ley de la cadena alimentaria con el fin de garantizar una renta digna al agricultor; y garantizar el etiquetado correcto del origen y variedad del producto.

Estas firmas se harán llegar después de las elecciones a las diferentes administraciones con competencias con el sector agrario. Desde la Plataforma por la Dignidad del Labrador se han metido en contacto con los diferentes partidos políticos para trasladarles el decálogo con diferentes medidas que se piden para salvar la citricultura y conocer los puntos de este decálogo que incluirán en el su programa electoral.