• Un mes después de la solicitud de implicación a la Conselleria de Agricultura, no ha habido respuesta
  • La presencia de mosquitos se ha incrementado respecto al pasado mes de septiembre

 El alcalde de Moncofa, Wences Alós Valls, ha remitido una misiva al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al cual solicita una reunión junto con representantes de las Consellerias de Agricultura y Sanidad “para establecer mecanismos de lucha contra la plaga de mosquitos que está asolando nuestro municipio, y muchos otros de la Comunitat”.

Para el alcalde, el sistema actual establecido de lucha contra los mosquitos (segmentado por municipios y con grandes dificultades para la autorización de tratamientos aéreos) no está resultando efectivo. Y considera que “la Generalitat Valenciana debe implicarse con medios humanos y técnicos en la lucha contra esta plaga, específicamente desde la Conselleria de Agricultura que posee técnicos especializados en plagas, conocimientos y experiencia sobrada”.

La solicitud de esta reunión viene después de que la carta enviada a la Conselleria de Agricultura solicitando su implicación en la lucha contra los mosquitos, enviada a principios de octubre, no haya recibido respuesta y la presencia de mosquitos, lejos de disminuir, se ha incrementado.

El munícipe no se conforma con la autorización de tratamientos aéreos sino que propone “una implicación plena de la Generalitat en la lucha contra los mosquitos, que no entienden de límites municipales ni provinciales” y apunta como posible distribución de funciones “que los ayuntamientos se centren en los núcleos urbanos y la Generalitat en las zonas rústicas”.

Según parece, la proliferación de mosquitos ha hecho que su presencia sea incluso mayor que durante el pasado mes de septiembre, debido a los repetidos episodios de lluvias (especialmente las intensas lluvias de mediados de octubre), que han producido numerosos encharcamientos de agua, y que han ido seguidos de días de elevadas temperaturas.

En estos momentos las molestias se han extendido a todas las facetas de la vida, desde ir a llevar a los niños al colegio a trabajar en el almacén o en el campo.

El alcalde asegura que el Ayuntamiento ha estado realizando los tratamientos preventivos adecuados en el núcleo urbano, incluso en el campo, sin embargo no se poseen medios ni recursos para realizar una labor preventiva ni adulticida en todos los terrenos agrícolas o de marjal. De hecho, los controles realizados por la universidad a principios del mes de septiembre en el núcleo urbano pusieron de manifiesto que la presencia de mosquitos estaba controlada, sin embargo al producirse una eclosión masiva en los campos el efecto contagio sobre el núcleo urbano es inmediato.

Se apunta a la Finca del Pou como uno de los principales focos

Por otro lado, desde el Ayuntamiento de Moncofa se considera conveniente “que la Generalitat realizara el tratamiento aéreo sobre la Finca del Pou, en el término municipal de Nules, pero en el mismo límite entre ambos municipios, a escasos metros de las viviendas en Moncofa, donde la acumulación de agua todavía existente está haciendo que sus cerca de 1000 hanegadas se conviertan en un gran foco de problemas a las poblaciones y campos vecinos”.